Nuestros aspectos superficiales obtenidos por tratamientos mecánicos o químicos, pueden ir del mate al brillante.